Monday, July 19, 2010

El gran secreto de Campanella



El gran secreto de Campanella



El Secreto de sus Ojos, es el secreto del amor



Muchos críticos de cine se han referido a la película argentina, “El secreto de sus ojos” (Argentina, 2009), elogiándola merecidamente, no sólo por un guión muy bien elaborado, actuaciones impecables, fotografía cuidada o una historia contundente, sino porque es una de esas cintas catalogadas como imperdibles.

Respecto a las temáticas tratadas en ésta, hay ciertas ideas compartidas por la crítica cinematográfica internacional, entre ellas que es una radiografía sociopolítica de los años 70’s, junto a una historia policial con toques de romanticismo.

Ahora bien, quiero tocar un punto que ha sido pasado por alto en los análisis que he leído sobre la película, y que va más allá del efectismo argumentativo mencionado más arriba.

El tema que quiero proponer en este análisis nos lleva al mismísimo título: “El secreto de sus ojos”.

Para sumergirnos en dicho tópico quiero plantear una pregunta elemental antes de comenzar cualquier tipo de análisis fílmico, con esto me refiero a la función de la asignación de significados, que en este caso vendría dado por conocer qué es lo que entendemos nosotros como un secreto, y entonces poder decir: ¿cuál es el misterio?.

Según el diccionario, algunas de las acepciones de la palabra secreto es: “Oculto, ignorado, escondido, callado, silencioso, reservado. Lo que cuidadosamente se tiene reservado y oculto, cosa que no se puede comprender. Conocimiento que alguno posee exclusivamente de algo” (Worldreference 2010).

Quedémonos con la última acepción “Conocimiento que alguno posee exclusivamente de algo”.

El secreto”, es decir, el conocimiento que alguien tiene sobre algo, -según la interpretación literal del título de nuestra película- está en los ojos, los ojos de otra persona “Sus ojos”, es ahí donde se devela ese conocimiento oculto que deseamos escudriñar.

Siempre se ha dicho que los ojos son las ventanas del alma, donde se revelan los sentimientos más profundos del ser humano, pues bien, observando detenidamente la trama de esta película vemos una correlación directa con el concepto de amor, correspondencia que va mucho más allá de la imposibilidad de decir o decidir amar a alguien, dedicarse de por vida a recordar al ser querido o tantas otras cosas… y es que en sí el amor como manifestación es un secreto.

Tomemos por ejemplo el personaje de Espósito, en él vemos a un tipo correcto, con carácter, idealista, que siente algo romántico respecto a su colega, la abogada (Irene), un amor no declarado, una despedida inconclusa, un pasaje al pasado no asumido… hechos que convirtieron gran parte de su vida en un fantasma sin sentido.

Este ser con bastante carga existencial se encuentra con el caso que le cambia la vida, el caso de Morales, quien perdió a su mujer en manos de un asesino impune prófugo de la justicia.

¿Qué implicancias tuvo en Morales la pérdida del gran amor de su vida?… pudo dejar en manos de la policía la búsqueda del criminal que le arrebató su razón de ser y permitir que la vida sólo continuara su curso?... en este personaje vemos a un devoto amante que únicamente existe para perpetrar y continuar un castigo inacabado: el encarcelamiento de Gómez.

El secreto de los ojos de quien está verdaderamente enamorado, no conoce –al parecer- límites para manifestarse, no habiendo cabida para el olvido, y más que eso… para dejar que la vida se llene sólo de recuerdos… es por ello que tomando la justicia por sus manos pudo de alguna forma darle como ofrenda el sufrimiento de su enemigo, intentando encontrar alivio en ejecutar el “gran castigo” que de alguna medida podría ser "lo justo".

¿Cómo mira quién ama?... podría decirse que con una cuota de temor y coraje… porque es en dicha situación en donde el sujeto se enfrenta a sus verdaderos miedos, desafiando las palabras… convierte un sentimiento en una manifestación concreta, en un hecho. Porque no basta con saber que amamos a alguien, sino que el imperativo es la demostración… es sólo ahí cuando Espósito ve convertida la palabra “temo” en un “te(a)mo”… un desafío literal cruzando desde el “temer” al “amar” puesto que al surgir oportunamente la letra a, ésta nos invita a mirarla para descubrir aquello que nos hace humanos, el cariño, los afectos… el amor… el amor en forma de atrevimiento, el amor en la constante de la acción, no de la espera, no del recuerdo muerto… no de dejar pasar pasivamente… sino que de poder decir y enfrentarnos a lo desconocido, tal como lo hizo Morales al tomar la justicia por sus manos.

Ese es el gran secreto que oculta Morales… el secreto que oculta Gómez en forma de obsesión, el secreto que guarda Espósito, el secreto de Irene, el secreto de Pablo, el secreto de la justicia, de la política… el secreto de las pasiones, del fútbol… de las tradiciones, de las creencias... el secreto revelado ante nosotros no como simples espectadores de una escena, aquí en este punto es donde observamos como el único gran secreto o la única gran revelación que podemos descubrir en la otredad, en aquellos ojos que nos llevan al ser verdadero… y es que el ser que ama se ve a si mismo como realizador, porque el amor es movimiento, y este movimiento es la “Influencia o impresión producida por la actividad de cualquier agente sobre algo“, es decir que el secreto o el misterio del amor, -que tal vez suene más evidente de lo realmente es- resulta siempre ante todas las cosas, una acción primigenia de singularidad. *

*
Singularidad

De acuerdo a la teoría general de la relatividad, una singularidad es un punto teórico con volumen cero y densidad infinita. Es el resultado al que cualquier masa que se convierte en agujero negro tiene que colapsar.

Las singularidades se forman cuando se produce colapso gravitacional de estrellas macizas. El Big Bang debió ser una singularidad. Una singularidad es un lugar en el que la densidad de materia y la curvatura del espacio se hacen infinitas, y no tiene significado desde el punto de vista físico teórico.

Según la hipótesis de la censura cósmica, propuesta por el físico y matemático británico Roger Penrose, cuando se forman ese tipo de singularidades, éstas no se encuentran desnudas, en el sentido de ser visibles a observadores externos, sino que están escondidas discretamente en el interior del horizonte de un agujero negro y, por tanto, son aceptables.

2 comments:

Anonymous said...

¡Qué bueno que subiste el análisis!. Una mirada diferente a todo lo que se ha escrito sobre la película.

Excelente. Un análisis que apela a la sencillez de lo profundo.

Living Death Girl said...

me dejaste sin palabras...que increible análisis de una pelicula quizas para algunos, nada mas que pelicula, todas aquellas relaciones con lo propio es invaluable.

saludos!