Thursday, August 13, 2009

Paradojas

Hoy hablabla con un paciente sobre algunas cosas de su vida bien importantes... pero lejos lo que más me llamó la atención de su discurso fue cuando mencionó algo sobre "un lugar donde no hay tiempo ni espacio"... un lugar donde no se piensa, no se siente... no se está... no se es y "paradójicamente" para él representaba paz.



¿Cómo podría extrapolarlo a otras cosas?... la verdad es que dijo eso y... me quedé pensando varios segundos sobre lo mismo, claro que no en relación a sus vivencias, sino que a las mias... y ahí me fui a la chucha con la neutralidad jajajaja... pero... dentro de todo , lo importante siemore es "darse cuenta"... ejemplo, lo que para este paciente podia significar la ausencia de tiempo y espacio... para mi constituía una verdadera evasión existencial... y nuevamente esto se vuelve paradójico, puesto que lo que más desearía ahora es estar suspendida en un lugar así... obviamente no tengo la opción de trabajar en lo mismo que él, ni tampoco está en mis planes aprenderlo... aunque quizá alguna vez lo haga, obviamente no aquí...

Esa ausencia de lugar... de límite e interrupción... me suena tan sobrecogedora... es sentirse parte del todo... es la eternidad... y básicamente es eso...

Tengo una fijación con el mar... desde que hago uso de razón... recuerdo que en la feria de las pulgas de Valparaíso siempre me quedaba pegada con los cuadros que refeljaban al mar de manera muy tormentosa, con el cielo oscuro y sin ningún ser más... una pintura que sólo evocaba algo muy, muy profundo... y más que gustarme el oleaje, lo que recuerdo y aún me eriza los pelos es el color azul del agua, un azul demasiado intenso... así como lo puede ser el rojo... pero no... era el azul... (que no me lea ningún colega psicólogo que desee interpretar eso a la luz de un luscher) ...

y se preguntarán qué tiene que ver el color azul, el cuadro y la tormenta en el mar... bueno, nada...
También recuerdo el horario del día que más me llamaba la atención en la infancia... y la imagen que me perturbaba siempre fue/es : el mar y la noche, pero no sólo cuando el sol ya se ha escondido tras el horizonte... sino que es antes... son esos pocos segundos en donde no hay nada más que un gran cielo y un océano azul marino... el color que prima es una mezcla entre ese tipo de azul y algo de negro, que a medida que las luces desaparecen se incrementa hasta cubrirlo todo y "tragarse" el movimiento, volviendo a una tranquilidad que me da miedo... y esa es la palabra...

Mi paciente trabaja en el mar... y describe sus grandes odiseas en los mares nacionales... al escucharlo, mi imaginario se nutre y recuerda todos los momentos que pasé mirando fijamente aquellos cuadros reales y también ficticios... y a decir verdad, ambos me causan lo mismo... me resultan demasiado maravillosos... y a la vez tristes...

Esa es la paradoja universal sobre los colores, movimiento, oscuridad, espacio y tiempo... es eso... yo pienso que si la creencia de las vidas pasadas o reencarnaciones es real, algún ser relacionado al mar tuve que haber sido en otras épocas... alguna especie submarina ... de eso estoy absolutamente convencida... no puede ser que me condicione tanto no tener cerca algo de mar... viví casi toda mi existencia en un lugar al cual podía llegar caminando a la playa en 10 minutos... y es eso lo que nunca se olvida... creo que soy una especie acuática dependiente... colordependiente... espaciotiempodependiente...

4 comments:

Living Death Girl said...

increible lo que uno puede expresar en estas mierdillas de blog XD
oye cachalotedependiente jajaja si, concuerdo contigo en lo que respecta al mar y las sensaciones que ésto trae a la mente, recuerdos...
somos afortunadas de crecer a pasos del mar, tener acceso a ir cuando y como kisiseramos, pensar que hay personas que mueren sin conocer su inmensidad =O
Y como afortunadas debemos disfrutarlo, con intensidad...estos ultimos dias he aprendido a fluir nuevamente, como las aguas del mar...ir y venir, las emociones son lo mas preciado que tenemos.
Ayer leí el oraculo del guerrero y me entregó un mensaje increible...lo compartiré contigo: =)
A lo lejos, el Sol se eleva.
Es la última vez para mí.
Los lobos emprenden el viaje.

Imagina que hoy es tu último día. ¿Estás preparado a morir? ¿Qué cosas quedarían pendientes, sin resolver con tu muerte? ¿Qué cosas lamentarías no haber hecho?

Hoy es el día de borrar tu rastro. Atar los cabos sueltos, cerrar los círculos, barrer tus huellas. Di lo que tienes que decir, haz lo que tengas que hacer. Que sólo quede de ti la Luz de Buda en tus raíces y en tus hojas.
¿No ha sido hermoso acaso?

Creo que si, ha sido hermoso todo en mi vida y estoy muy agradecida por ello, cada dia es un regalo y doy gracias por eso a Dios. Pero la pregunta ¿estas preparado a morir?...hasta hae unos meses atrás si lo estaba...tenia todo en orden, ahora tengo cosas pendientes, nuevos desafios emocionales...mi espiritu de martir me atormenta, creo que es mi destino luchar con ello, nuestra naturaleza.
Un abrazo amigaza, te requiero muchito =)

Living Death Girl said...

P.D: porque no se ve la segunda imagen?? se la robaron?
=O

Farisori said...

buena.. a mí me gusta el mar de noche porque ahí es cuando se aprecia mejor su canto

si bien mi atracción por el mar es más bien reciente (antes prefería bosques o montañas.. no es que ahora prefiere uno por sobre otro) actualmente es mi tercer ojo cuando practico butoh (de la luz).. pero ese es otro rollo

un abrazo paoX, espero vaya todo bien.. tranquilo tu post, así que imagino que piola

Farisori said...

para octubre "le tenemos" presentación ;-)